usuario
contraseña
Petición de acceso


 

 
Objetivos y beneficios de REDOTE

El objetivo principal de REDOTE es reunir la información necesaria para detectar tendencias y efectos del cambio global en general y del cambio climático en particular, en un contexto regional o supra-regional.

A través de la actividad desarrollada por REDOTE, se conseguirá:

  • Obtener una infraestructura científica sólida para el estudio del cambio global y sus efectos en los distintos ecosistemas españoles, optimizando los recursos y fondos destinados a la investigación sobre cambio global y aprovechando, en la medida de lo posible, las series ya iniciadas y los seguimientos actualmente en curso.
     
  • Aumentar la precisión en el conocimiento e impulsar la calidad y la eficiencia de la investigación en cambio global y áreas conexas.
     
  • Aportar los elementos de carácter científico-técnico para la defensa de posturas nacionales en un entorno internacional de cambio global, en el que esa información (cuotas de emisión de CO2, sensibilidad de las regiones al cambio climático, etc.), forma la base sobre la que los estados defienden las posturas más convenientes para sus intereses.
     
  • Mejorar las técnicas de evaluación, predicción, suavización y adaptación a la variabilidad del clima.
     
  • Establecer una base real para elaborar modelos de simulación adaptados a las condiciones de los ecosistemas españoles y para diseñar acciones preventivas y planes de uso y gestión en áreas sensibles a la desertificación.
     
  • Mejorar la protección de los ecosistemas y el apoyo a la conservación de la biodiversidad.
     
  • Mejorar la capacidad de predicción y respuesta a los riesgos naturales, fundamental para reducir la severidad de los desastres.
     
  • Estudiar los factores ambientales que afectan a la salud humana y al bienestar como calidad del agua o calidad del aire. De esta manera se podrán establecer relaciones entre parámetros ambientales y condiciones de salud de la población. Este sistema de información proporcionará la base para el desarrollo de una política a escala regional y nacional que integre la atención a la salud con el medio ambiente. Por ejemplo, mejores sistemas de medida de UV-B pueden alertar y reducir la incidencia de cáncer de piel.
Última actualización Octubre 2006